X

Uso de cookies

La página web de Corresponsales de Paz utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, así como para optimizar nuestros servicios. Si continua navegando sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Sin embargo, si así lo desea, puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento así como obtener más información aquí.

María Aller, periodista cultural freelance y Alumni UFV

"Cuando hay que cortar en una redacción, lo primero es la cultura"

Sofía Barrantes | C_dPaz  |  14 MAR 2019

María Aller (Comunicación Audiovisual en el 2005) empieza su mañana igual que hace diecinueve años: en la cafetería de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). La diferencia es que ahora está trabajando, redactando noticias sobre cine para la revista Fotogramas. Más tarde, se pregunta sonriendo “¿quién diría que terminaría trabajando de esto?”, al recordar su primer día de clase en la UFV. María Aller es apasionada del cine, redactora freelance del séptimo arte y periodista por vocación.

P: ¿Cómo dio el salto de la comunicación audiovisual al periodismo?
R:
Cuando acabé la carrera inicié unas prácticas en Antena 3 en realización y, creo que luego, salvo ese y un par de contratos más que hice de auxiliar de comunicación, todo lo demás ha sido de redacción y periodismo. Lo siguiente fue un máster en comunicación, con la finalidad de escribir. Comunicación y periodismo siempre están muy ligados, al igual que la publicidad. Es normal que se dé el salto de uno a otro, no chocan. A mí siempre me había gustado escribir, de hecho cuando entré en la universidad con 17 años pensaba: “si pudiera escribir críticas cuando sea mayor, sería increíble”. Era como el top, no se me pasaba ni por la cabeza que pudiese pasar. Aunque tampoco me chocó tanto dar el salto habiendo estudiado comunicación audiovisual, porque siempre me había gustado escribir, y las dos carreras son muy parecidas. La carrera de periodismo puede que te ofrezca muchas más posibilidades de formarte en redacción, pero, a la larga, es mucho de práctica y de aprender uno mismo.

P: ¿Por qué pensaba que no era posible ser crítica?
R: Es un campo muy nicho y también tenía muchas cosas que me gustaban de la comunicación al terminar la carrera. Estudié, pasaron cinco años, fui descubriendo muchos ámbitos, como el de la televisión, que me encanta. La radio era lo que menos me llamaba y curiosamente ahora hago un programa de radio (ríe); la vida da muchas vueltas.
Entonces, sí que había pensado en ser periodista. Aunque estaba un poco perdida al graduarme, sabía que tendría que salir por alguna parte. A mí me gustó mucho la experiencia en televisión, pero al cabo de un tiempo pensé que no era lo mío. Luego tuve un par de años de parón, porque desgraciadamente la crisis hizo mella; empecé a estudiar otra carrera, que era muy bonita, pero que no era lo mío y empecé de cero. No tenía nada, había estado alejada de redes: justo estaban surgiendo las redes sociales y para mí todo era un mundo nuevo, así que partí de cero completamente. Primero estuve en una ONG colaborando en comunicación. Luego escribí en páginas web de amigos, conocí a más gente y comencé a moverme. Al cabo de bastante tiempo, he conseguido estar donde estoy ahora. Como se suele decir, cual ave fénix, lloré mucho, sentí mucho agobio, pero no perdí la esperanza, porque sí que hay trabajo: la cuestión es que hay que moverse.

"Me gusta ver cómo funciona la industria, te ofrece conocer muchas personas, muchas oportunidades y hacer cosas diferentes"

P: ¿Qué carrera fue la que no le gustó?
R: Magisterio. Es una carrera muy bonita, pero me di cuenta de que no era lo mío, es muy vocacional, como el periodismo. Magisterio, para mí, es la carrera más difícil del mundo, merece mucho respeto el mundo de la enseñanza. Me interesaría mucho más hacer un doctorado en comunicación que retomar magisterio.

P: ¿Qué es lo que le apasiona del periodismo cultural?
R:
Siempre me ha gustado el cine. Desde que tengo 13 años, compraba la revista Fotogramas y luego Cinemanía cuando salió. Me gusta ver cómo funciona la industria. Te ofrece conocer muchas personas, muchas oportunidades y hacer cosas diferentes. A mí me gusta trabajar así, más que estar en una oficina. Es difícil y muy vocacional, pero no me veo en otro sitio escribiendo. No sé cómo explicarlo, pero me motiva mucho escribir sobre películas.

P: ¿Qué peso tiene el periodismo cultural en la actualidad?
R:
Creo que está bastante devaluado, en el sentido de que, cuando hay que cortar en una redacción o en la televisión, al igual que en los ayuntamientos, lo primero que se corta es la cultura, porque se cree que es lo menos importante, desgraciadamente.

"Hay youtubers muy buenos y periodistas que no tanto. No vale simplemente estar licenciado"

P: ¿Son los youtubers competencia para los periodistas culturales?
R: Estamos en una época de cambio. Los jóvenes prefieren ver a un youtuber que le explique una película antes que leer 700 palabras en una publicación, pero cada una va dirigida a un público específico. Estamos en un choque de dos mundos y, aunque a mucha gente le sepa mal que surjan canales de YouTube, el periodismo siempre ha estado en constante cambio. Es igual que la eterna lucha entre Netflix y las salas de cine: evidentemente las dos pueden convivir. Pues esto es igual. Hay un público que sigue consumiendo revistas y nosotros, los periodistas, nos tenemos que habituar, por ejemplo, aprovechándonos de las redes sociales para comunicar.

P: ¿La gente prefiere antes a un periodista que a un youtuber?
R:
No, depende. Hay youtubers muy buenos y periodistas que no tanto. No vale simplemente estar licenciado. Es como los maestros, no vale solo tener el título: hay que tener vocación, hay que tener dedicación a los alumnos. Los periodistas debemos ser iguales, hay que dedicarle mucho tiempo a la profesión. Hay que estar en mejora constante.

P: ¿Cuáles son los mayores retos de ser freelancer?
R:
Me tengo que estar moviendo siempre. No puedo estar quieta y tengo que ofrecer algo mejor que los demás. Esto me obliga a estar siempre pendiente de lo que pueda surgir en mi campo. El trabajo siempre es muy variable, pero, dentro de lo que cabe, estoy muy contenta.

P: ¿Cuáles son los aspectos positivos de ser freelancer?
R:
La libertad que te ofrece. Además, me ha ayudado a mi crecimiento personal. Yo, por ejemplo, soy bastante tímida y esto me ha obligado a abrirme. A medida que voy teniendo más experiencia, he aprendido a tocar puertas, a estar siempre moviéndome para encontrar oportunidades.

“El crítico debe ser imparcial. Debe expresar lo que le haya parecido la película y lo que le haya motivado”

P: ¿Se puede ser económicamente estable siendo freelance?
R:
Depende de los contratos que tengas. Muchos periodistas compaginan la labor con otros trabajos: tengo compañeros que trabajan de freelance en medios culturales y luego hacen proyectos para empresas de comunicación corporativa. También hay muchos que tienen agencias de eventos o se dedican al marketing, además de ser freelance. Otros trabajan en tiendas y se dedican al periodismo por amor al arte. No es un camino fácil, pero tengo claro que soy muy afortunada.

P: ¿En qué se debe fijar un crítico al ver una película que va a reseñar?
R: 
El crítico debe ser imparcial. Debe expresar lo que le haya parecido la película y lo que le haya motivado, aunque también depende de cómo la quiera matizar. Hay muchos aspectos que se pueden valorar al hacer una crítica… Es muy imparcial, porque también depende de la publicación. No es lo mismo hacer una crítica de mil palabras que hacer una reseña pequeña en una agenda cultural. No se critica igual un blockbuster que una cinta de autor indie, porque hablan distintas lenguas. No se puede valorar igual una película Marvel, que la última de Clint Eastwood, por ejemplo. Hay películas para entretener y otras que son obras de autor. Pueden estar bien o mal hechas, pero aún así hay que saber diferenciarlas.

P: ¿Tienes algún género favorito?
R: 
Tengo varios. Lo que tengo claro es el que no me gusta: el terror. Me cuesta ver terror (ríe), al final sí que lo logro, pero no me gusta… Quizás, los géneros que más me gustan son el drama y la comedia, pero no puedo escoger, al igual que las películas favoritas… no puedo escoger solo una, tendría que darte una lista de cien títulos favoritos.

"Películas como ‘Todos los hombres del presidente’ y ‘Spotlight’ muestran un periodismo que ya no se hace"

P: ¿Algún director favorito?
R: 
Sofía Coppola, Xavier Dolan (piensa unos segundos)… es que son muchos, (ríe) Cuarón me encanta, me encantó ‘Roma’ y me dio mucha pena que no ganase el Oscar; pero debía ganarlo ‘Green Book’ que es más de Academia. De directores españoles, me encanta Almodóvar, Rodrigo Sorogoyen… También directoras. Me gustan Elena Trapé y Carla Simón (lo vuelve a pensar)… Es una buena pregunta porque tengo muchos (ríe).

P: ¿Qué película recomendarías a un estudiante de periodismo?
R: 
Siempre se dice que hay que ver ‘Todos los hombres del presidente’, pero no entiendo por qué. El dilema me gusta mucho, me la pusieron cuando estaba estudiando y es muy buena, porque habla del papel de la verdad en los medios. También creo que depende del criterio de cada persona, porque existen listas de ‘20 películas que todo periodista debe ver’, pero no tiene que ser así. La figura del periodismo de películas como ‘Todos los hombres del presidente’ y ‘Spotlight’ muestran un periodismo que ya no se hace. Ahora el periodismo está a nivel de los influencers y en las redes sociales. Puede servir para entender cómo se hacía, pero ya ha cambiado mucho.

P: ¿A qué se dedica, además de escribir en Fotogramas?
R: 
Escribo en la revista El Duende. Es mensual, gratuita y de la Comunidad de Madrid. También escribo en la revista Madrid, que se ha quedado en web. Escribo para SModa y presento un programa de Intereconomía, que es una tertulia de dos horas sobre los estrenos de la semana con colaboradores. De vez en cuando, hablo en Radio Castilla-La Mancha sobre algún estreno importante.

P: ¿Para usted qué es la cultura?
R: Creo que es todo lo que nos rodea, lo que nos hace. Es algo que siempre es referido como unos conocimientos que deben tenerse, el bagaje que tenemos… Me hace mucha gracia cuando la gente me pregunta: “¿cómo puedes no saber esto?”. Pero la cultura también son nuestros intereses. Sí, es verdad que hay unos mínimos, pero creo que está bien que cada persona sepa más de unas cosas que de otras.

P: ¿Cómo fue su paso por la UFV y cómo le ayudó en su vida profesional?
R:
Los cinco mejores años de mi vida, una etapa muy, muy buena. Mi madre a veces me lo recuerda y me dice que fueron unos años muy buenos. Yo salí muy contenta. Al estar en una universidad donde los profesores trabajan fuera, sí que te preparan para lo que te encuentras en el mundo laboral. De hecho, hubo una profesora que me dijo que se me daba bien escribir críticas y que no lo perdiese de vista. Esta profesora ya no está, pero eso que me dijo me llamó mucho la atención, porque no pensaba en dedicarme a escribir.

Personalmente, me ayudó mucho en cuanto al ambiente y la gente que conocí. Esos años me hicieron crecer mucho. A nivel profesional, se notaba que la gente estaba mucho más en sintonía con el mundo laboral que en otras universidades.

P: ¿Qué anécdota destacaría?
R: 
Pues… (respira profundo). Nunca se me va a olvidar. Cuando entré a estudiar, en octubre del 2000, venía muerta de vergüenza por el camino de entrada a la presentación del Aula Magna, que estaba en el extremo final del edificio central. Recuerdo que me quedé quieta en una esquina y solo pensaba en la vergüenza que tenía y lo pasé muy mal. Era muy tímida, pero, por suerte, hablé con dos chicas de periodismo y enseguida nos hicimos amigas durante la mayoría de la carrera. Pero eso, el camino de entrada, cuando esta universidad era una décima parte de lo que es ahora, nunca se me olvida (se ríe).

Para comentar y votar, es necesario iniciar sesión
Opinión
Guillermo Vila | 23/05/2019
Guillermo Vila

Dejar atrás el 28-A y mirar hacia el 26-M como una nueva oportunidad, no como una segunda vuelta. Esto es lo que, según Guillermo Vila, necesita Pablo Casado este domingo para "convencer al ciudadano de que las papeletas del PP merecen la pena". Leer más

Xavier Vidal-Folch | 21/05/2019
Xavier Vidal-Folch

Como iconos, valientes ante las consecuencias de su decisión y razonables ante la ley, los políticos catalanes presos han vencido a los fugitivos. Este es el análisis de la situación por Xavier Vidal-Folch tras la aparición de los parlamentarios presos. Leer más

Galería Multimedia
Belén Chiloeches PERIODISTA INTERNACIONAL FREELANCE Roberto Fernández Balaguer María Rodríguez 13TV Óscar Rincón LA SEXTA Laura Gómez TELEMADRID | Rai Robledo Óscar Mijallo TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Verónica Serrano PERIODISTA TELEVISIVA Álvaro Fernández TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Cristina Casero LA SEXTA NOTICIAS Ricardo Altable 13TV Sarai Pérez LA SEXTA Irene Sánchez HOLA TV Federico Cardelús CUATRO Angie Rigueiro ANTENA 3 NOTICIAS Miguel Ángel Fonta CORRESPONSAL DE TVE EN LONDRES Marta García Bruno 13TV Pablo Pinto MEDIASET SPORT Arantxa Gómez EL HORMIGUERO Álvaro de la Lama MEDIASET ESPAÑA Jesús Labandeira Mediaset España Luis Ferrández DIRECTOR DE CINE Pedro González Kühn SINTAGMA FILMS Alejandro Gala VL FILMS
Calendario
  • Evento propio
  • Evento ajeno
Síguenos
Suscríbete a nuestro Newsletter