X

Uso de cookies

La página web de Corresponsales de Paz utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, así como para optimizar nuestros servicios. Si continua navegando sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Sin embargo, si así lo desea, puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento así como obtener más información aquí.

Alumni UFV: Javier de la Fuente, redactor en Telemadrid

En información sobre atentados, "lo primero es el respeto a las personas y luego la información"

De la Fuente asegura que para editar una buena noticia económica es necesario "un dato y una historia"
De la Fuente asegura que para editar una buena noticia económica es necesario "un dato y una historia"
María Hammer/C_dPaz  |  09 ENE 2018

Consiguió unas prácticas durante su carrera universitaria en Telemadrid y, diez años después, continúa trabajando en este medio de comunicación. Ha sido redactor en las secciones de Economía, Local y, actualmente, Nacional. Además, ha cubierto algunos de los acontecimientos informativos más importantes de los últimos años, como el 1 de octubre en Cataluña o los atentados de París y Manchester.

Usted cubrió los acontecimientos de Barcelona del 1 de octubre, ¿cómo valora la cobertura que hicieron los medios de comunicación españoles?
Fue una cobertura muy amplia por parte de los grandes medios. Se apostó por ofrecer una información diversa en muchos puntos: en colegios electorales, en pueblos… Fue una información correcta y diversa. Yo estuve toda la semana del referéndum allí, desde las seis de la mañana hasta las tres de la madrugada. Yo creo que se ha hecho una cobertura, en general, correcta por parte de los medios de comunicación españoles. Fueron al sitio donde está sucediendo, no informándote por agencias, sino apostando por movilizar a grandes plantillas. ¿Qué es lo que yo echo de menos en ese tipo de coberturas? La información propia, porque siempre, al final, todos los medios intentan informar de lo mismo y se descuidan historias, por ejemplo, cómo lo está viviendo una familia. Siempre vamos a la información institucional, a las coberturas que te mandan los partidos políticos en la nota de prensa y se va poco a buscar historias.

¿Usted cree que con el tipo de información que están dando los medios se contribuye a aumentar la distancia entre independentistas y no independentistas, o, por el contrario, se intentan tender puentes de entendimiento?
Trabajando no se ve igual el desafío separatista, soberanista, como se quiera llamar… desde Madrid que yendo in situ allí. Te das cuenta de que cada uno tiene sus motivos para pensar lo que se quiera. Por informar de algo de lo que está pasando no estás alimentando a los separatistas y separándote de ellos. Yo creo que tienes que informar con objetividad, que, por supuesto, es difícil, porque cuanto tú ya te metes a cubrir un tema ya estás dando tu visión. Tienes que informar de la manera más objetiva posible sin miedo a los complejos y al qué dirán. Si haces una información veraz, nadie te puede decir que estás fomentando el nacionalismo o no. Quienes separan son los que llevan a cabo determinadas políticas o acciones en la calle. Tú como periodista tienes que informar y, luego, si te toca informar de que se han abierto colegios electorales violando la Constitución y diversas sentencias judiciales, tú tienes que contarlo. Esos son hechos. Escuchando, yo creo que nos entendemos todos. Como periodista tu responsabilidad es contar lo que estás viendo, sin ningún tipo de interpretación. Si eso separa, al final, a los que no son nacionalistas y los que sí… Lo siento mucho.

“Al final, todos los medios intentan informar de lo mismo y se descuidan historias”

Al cubrir todo el proceso soberanista, ¿recibían, por parte de las instituciones catalanas, el mismo trato los periodistas que defendían la independencia que los que no?
Estando allí te quitas muchos prejuicios. Yo iba con la idea de: “bueno, no nos van a atender”. Yo he estado una semana trabajando. Otra compañera que vive allí podrá contar otras cosas. Depende mucho de la actitud, no del micro que lleves. No juzgan tanto al medio, sino a la persona. A mí me han abierto las puertas. El día del referéndum estuve en un colegio electoral con un micro de Telemadrid y me dejaron entrar en el colegio electoral, asistir a las votaciones… Cuando sé que a otros medios en otros colegios no les han dejado. También, he tenido momentos más desagradables. He tenido que salir corriendo alguna vez, pero por la situación. Hubo un momento, en un hotel en el que cercaron a los guardias civiles, en el que estaba todo el pueblo. Cuando se juntan las masas, ya se sabe lo que pasa, un periodista es un objetivo fácil. Ahí pasas miedo. Pero, en general, vengo con una experiencia muy grata yendo con un micrófono de Telemadrid por la calle. Además, nunca lo he escondido. La clave es ir de frente, no engañar a la gente y ser educado.

Ante una diferencia tan sustancial en cuanto a versiones de hechos y cifras, ¿cómo seleccionó los datos que iba a contar?
Siempre el dato oficial es el que cuenta. Luego se ha sabido que muchas de esas cifras de heridos que daba el Gobierno catalán eran algo intencionadas. El dato oficial es el correcto. ¿Con cuál te quedas en ese caso? Es una pregunta muy difícil, no vas a hacer la media y dividir, pero ahí tienes que juzgar quién puede ser una fuente más fiable que otra: un Gobierno que está haciendo un referéndum ilegal, que tiene una intención política, que quiere darle una dimensión internacional, magnificar la imagen de victimismo de los nacionalistas… En el caso del 1-O, yo entiendo que las cifras oficiales son las que te aporta la Policía Nacional, el Gobierno central y ya está. Ahora, ¿que también tengan su intencionalidad? Por supuesto, no lo dudo.

“Como periodista, tu responsabilidad es contar lo que estás viendo, sin ningún tipo de interpretación”

¿Quiere compartir su versión sobre la polémica creada a partir de su directo en el que pide a un manifestante que le muestre la bandera de España cuando le dé paso el presentador?
Acababa de hacer un directo en la zona en la que había independentistas abucheando a los policías que estaban en el hotel. Me fui a otra parte, donde había no nacionalistas, para contar las dos versiones. Había gente con banderas de España y algunos policías habían bajado del hotel a recibir ese agradecimiento. Pues entre esos aplausos, había bastante follón, no escuchaba por el pinganillo. Mientras yo estaba esperando a que me pincharan en directo, vi que pasaba algo que me parece importante contar: uno de los policías cogió la bandera, la firmó y se la entregó a un chico. Le pregunté si me dejaba ver lo que ponía en la bandera. Algo así como “los jefes del grupo de la Guardia Civil y de la Policía, con mucho cariño. Gracias”. Entonces pensé enseñarla cuando me pincharan en directo, porque me parecía importante informar de lo que estaba pasando ahí. El chico con la bandera estaba por ahí, detrás de mí, y de repente vi que se iba a ir, y ahí ya es cuando me pinchan en directo. Le dije que no se fuera porque quería enseñar su bandera en directo. No sé si es exactamente lo que dije, pero lo que quería es que no se fuera porque iba entrar en directo en ese momento y quería enseñar la bandera. Yo no sabía que estaba en directo ni lo que me estaba diciendo el presentador. Yo empiezo y cuento lo que tenía pensado contar.

Esto se hizo tan polémico porque en Zapeando cortaron la acción y no se ve lo que explico luego. Parece que le he dicho a la gente “sacar vuestras banderas” como si no estuvieran puestos ahí. En ningún momento dije que hicieran eso. Mi único pecado fue intentar querer contar a la gente algo que había pasado, que yo había visto y que me pareció interesante. Claro, si tú te quedas solo con la primera parte, parece que se está manipulando la historia, pero lo único que pasa es que, después de que me pincharan, se me vio cómo hablaba con él. No quiero acusar a nadie de manipulación, pero eso no es jugar limpio.

Sobre su trabajo en Telemadrid

Durante años, fue redactor en la sección de Economía de Telemadrid, ¿cómo se puede hacer información económica interesante y amena?
Lo primero para hacer estas piezas es conocer de lo que vas a hablar. No hace falta ser un experto en Economía para hacer esta información económica, sino saber a quién tienes que preguntar en cada momento, quién te lo puede traducir y entrevistarle para que la gente lo entienda mejor. Hay que hacer informaciones ya masticadas, sencillas y atractivas, poniendo ejemplos. En las noticias de economía, necesitas un dato y una historia. En informativos, tienes un minuto para contar qué es la prima de riesgo. Si utilizas recursos como infografías y lo mezclas con una historia y pones ejemplos, es fácil hacer información económica atractiva. En prensa especializada, lógicamente, quien acude a Expansión o a otro diario económico es un público diferente.

Sobre la renovación de Telemadrid: “la dirección quiere hacer una televisión plural”

Cubrió los atentados de París, Bruselas y Mánchester, ¿cuál le impactó más?
Cada uno fue distinto, pero el de París fue el que más me impresionó. Como experiencia personal, es muy duro. Paseabas por una calle y te encontrabas un agujero en las paredes y flores. En el de París fue más duro, porque, además de lo de Bataclan, luego fueron ametrallando por la calle. Tuve la sensación del 11M en España. Me acuerdo de que Madrid estaba en silencio al día siguiente. Dejó tocada a la sociedad, y en París sí que noté lo mismo. Luego ya en Bruselas y en Mánchester también, pero era diferente. No sé si nos hemos acostumbrado a que ocurra y estamos esperando a que suceda otra o quizá influye el número de muertos.

¿Cómo se puede informar respetando a las víctimas, a los familiares y a los ciudadanos, sin caer en el morbo?
Es distinto informar desde la redacción que informar desde el lugar de los hechos. Depende de tu ética personal y lo que pienses. Hay gente que piensa que tienes que enseñarlo y otros que, por respeto, no debes enseñar los cuerpos desmembrados. No sé qué es mejor, si informar sobre la cruda realidad y las consecuencias de la locura de unas determinadas personas, o por respeto a las víctimas y a sus familiares no enseñarlo. Ante todo, yo pienso que lo primero es el respeto a las personas y a sus familiares, y luego ya la información.

Lleva 10 años trabajando en Telemadrid, ¿cómo se está viviendo la situación que atraviesa el medio?
Pues, para mí, es una maravilla trabajar en Telemadrid. Es algo de lo que estoy muy orgulloso y agradecido a la oportunidad que me dio esta universidad, porque yo empecé por unas prácticas que conseguí a través de Departamento de Prácticas y Empleo. Han sido momentos muy duros porque se han ido a la calle muchísimas personas, muchas familias, muchos trabajadores. Ahora ha habido una renovación, hay una nueva dirección que quiere intentar quitar esa etiqueta, que no me meto si justa o injustamente conseguida, de televisión manipuladora. La dirección quiere hacer una televisión plural. Ojalá salga bien por el bien de todos.  Yo creo que se están haciendo bien las cosas.

Sobre su paso por la UFV

¿Recuerda alguna anécdota sobre su paso por la UFV?
Todavía me emociono con un momento. Siempre me acuerdo del último día que me fui de aquí, ya sabiendo que había aprobado todo y que me había licenciado. Me iba en el coche llorando, para mí fue muy importante. Además, se acababa de morir mi padre y siempre que entro en la UFV me acuerdo. No por irme de la universidad, que fueron unos años muy bonitos, sino por quemar la etapa.

¿Qué consejos les daría a los alumnos que quieren dedicarse al periodismo económico?
Que no se asusten. Mucha gente piensa que los periodistas lo sabemos todo y, si eres ya periodista económico, que eres economista, y no. Tienes que saber siempre a quién preguntar en cada momento y, por supuesto, debes estar informado porque es tu deber como periodista.

Para comentar y votar, es necesario iniciar sesión
Opinión
Juan Cruz | 17/09/2018
Juan Cruz

"Lo peor no son los periodistas, en este caso, con ser bastante pagados de sus propias opiniones contundentes". El periodista Juan Cruz analiza cómo el periodismo tiende a contaminar la política y viceversa, al hilo del caso de la tesis de Sánchez. Leer más

Jorge Vilches | 11/09/2018
Jorge Vilches

El catalanismo político, una cuestión de fe sustentada en bases falsas. El historiador Jorge Vilches defiende esta cuestión en seis puntos. Leer más

Galería Multimedia
Belén Chiloeches PERIODISTA INTERNACIONAL FREELANCE Roberto Fernández Balaguer María Rodríguez 13TV Óscar Rincón LA SEXTA Laura Gómez TELEMADRID | Rai Robledo Óscar Mijallo TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Verónica Serrano PERIODISTA TELEVISIVA Álvaro Fernández TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Cristina Casero LA SEXTA NOTICIAS Ricardo Altable 13TV Sarai Pérez LA SEXTA Irene Sánchez HOLA TV Federico Cardelús CUATRO Angie Rigueiro ANTENA 3 NOTICIAS Miguel Ángel Fonta CORRESPONSAL DE TVE EN LONDRES Marta García Bruno 13TV Pablo Pinto MEDIASET SPORT Arantxa Gómez EL HORMIGUERO Álvaro de la Lama MEDIASET ESPAÑA Jesús Labandeira Mediaset España Luis Ferrández DIRECTOR DE CINE Pedro González Kühn SINTAGMA FILMS Alejandro Gala VL FILMS
Calendario
  • Evento propio
  • Evento ajeno
Síguenos
Suscríbete a nuestro Newsletter