X

Uso de cookies

La página web de Corresponsales de Paz utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, así como para optimizar nuestros servicios. Si continua navegando sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Sin embargo, si así lo desea, puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento así como obtener más información aquí.

Premio Óptimus 2020

"Por universitario no entiendo un título, sino una actitud vital"

Andreina Hernández | C_dPaz  |  14 MAY 2020

Cada año, la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) hace entrega del Premio Óptimus a aquel alumno de cada facultad que, con su esfuerzo, trabajo y dedicación, haya destacado en los distintos ámbitos de la vida universitaria a lo largo de la carrera. En la actual edición del premio, la UFV hizo entrega del galardón, por primera vez, a dos alumnas. Conversamos con una de las premiadas, María Hernández (Periodismo 2020, Relaciones Internacionales 2021), sobre este reconocimiento, qué es ser universitario y lo que le puede aguardar el futuro. 

P: ¿Qué significa para ti haber sido reconocida con el Premio Óptimus UFV? 
R: Ante todo es un honor. Para mí significa estar en sintonía con la universidad, es la confirmación de que aquello que yo reconozco como valioso, también lo es para otros. Es también una responsabilidad porque, de algún modo, te están señalando como un modelo y uno tiene muchos fallos… Me consuela saber que los profesores y compañeros que me han acompañado en estos cuatro años no solo conocen los resultados académicos y “la parte buena”, sino todo el proceso que hay detrás: mis errores, contradicciones, agobios, eternas dudas sobre el doble grado… Me asombra que, pese a todo esto, hayan apostado por mí. Estoy agradecida.

P: El Premio Óptimus distingue a un alumno integral. ¿Qué aptitudes crees que son indispensable cultivar para un universitario?
R: Creo que es esencial tener una actitud de apertura, guiarse por el afán de no querer perderse nada, pero al mismo tiempo siendo conscientes y reconociendo el límite. Supongo que un buen alumno ha de intentar ser buena persona y buscar la excelencia en todas las facetas de la vida, sin parcelar porque de poco serviría ser brillante solo en lo académico si nos despreocupamos del resto. También el empeño y el esfuerzo. Otra característica importante es no dejar de preguntarse y compartir esos interrogantes con otros; buscar dónde está el bien para la vida entera.

P: ¿Te sientes más comprometida con alguna de las dimensiones que valora el premio?
R: Todas las dimensiones son necesarias, pero diría que en mi caso siento que la formación humanística es con la que tengo un compromiso más acentuado. De hecho, a medida que pasaba el tiempo cada vez tenía más necesidad de tener más asignaturas de corte antropológico y esta es una de las razones del inconformismo que a veces tenía con la carrera. Al final, las distintas disciplinas o áreas del conocimiento han de entenderse en relación con el hombre, de lo contrario corremos el riesgo de perdernos en la mera técnica.

"La razón por la que me atraen las humanidades es personal: necesito entenderme"

Pero en realidad la razón por la que me atraen tanto las humanidades es todavía más personal, necesito entender la circunstancia concreta, comprenderme. En este sentido, en la literatura, la filosofía, el arte o la poesía encuentro respuestas para entender la realidad, ya que esta comprensión no siempre nos viene dada por defecto. Además, las humanidades tienen una vocación amplia, buscan el todo por el todo, lo divino y lo humano y, como te decía antes, no nos bastan las respuestas limitadas, aunque lo olvidemos o acallemos, hay algo dentro de nosotros que siempre está exigiendo lo infinito. Soy más feliz y tengo más esperanza desde que he leído ciertos libros. Me conmueve inmensamente la sorpresa de identificarme con el sentir de una obra escrita hace siglos o de unos versos plasmados hace unas décadas. ¿No es maravilloso? Me parece que esto revela un sentido. Da razones de nuestro anhelo.

P: Desde muchos sectores se cuestionan los estudios universitarios. ¿Qué les compartirías sobre la experiencia de ser universitario?
R: En la pregunta hablas de estudios universitarios y de ser universitario. Me temo que hoy ambos conceptos no siempre coinciden, pues los estudios que se ofrecen distan mucho de encarnar la esencia de la universidad medieval, aquella basada en la síntesis de saberes, la búsqueda de la verdad, la formación integral y el servicio a la sociedad. No creo que todo aquel que pasa por las aulas de una universidad es verdaderamente universitario, ya que por universitario yo no entiendo la obtención de un título, sino una actitud vital. Creo que hay que revisar la visión de la Universidad en muchos sentidos. Por ejemplo, es muy bueno que la enseñanza superior sea para todos, sin embargo, parece que todo el mundo tiene que ir a la universidad porque las otras opciones, como la formación profesional, son vistas como inferiores. Esto no es tan positivo si queremos mantener la esencia de la institución universitaria, porque la enseñanza corre el riesgo de convertirse en mercancía y lo que se ofrece como saber, acaba por ser algo muy sui generis, reducida a un mínimo… Esto no es suficiente para cultivar el espíritu y el intelecto, sino que los acostumbra a una exigencia menor. Más bien al contrario, resulta nocivo porque nos da la sensación de tener una formación considerable que en el fondo está llena de carencias, los conocimientos que adquirimos están fragmentados, faltos de un sustento. Hace poco terminé de leer “Ensayos sobre el progreso” de García Morente y me dio mucho que pensar lo siguiente que encontré en el libro: "Hoy se sabe mucho más que ayer; pero en cambio, cada individuo humano sabe menos". ¿Qué es preferible para la sociedad y el bien común?

"El periodista debe ampliar las 5W para abrirse a la pregunta existencial que vibra en todo corazón"

P: ¿La mirada de la UFV, y tu paso por el Instituto Newman, han influido en tu percepción sobre la profesión periodística? ¿Te sientes preparada para salir al mundo laboral?
R: Tras haber sido becaria tengo más confianza respecto del mundo laboral. El Instituto ha sido un lugar privilegiado para entrenarse. Aunque todavía me queda muchísimo por aprender, es el momento de afrontar el cambio de etapa y toca decir sí. Esta conversación la he tenido con muchos amigos de otras carreras, veo que existe una inseguridad generalizada en los últimos años de universidad, pero supongo que es natural y fruto de la inexperiencia. Hay que vivirlo con paz, sabiendo que vamos a errar pero que vamos a dar lo mejor de sí. Efectivamente, el Instituto Newman –y la UFV en general- me han influido mucho en la idea que tengo del periodismo. El paso por ambos me ha llevado a escoger como tema para mi Trabajo de Fin de Grado (TFG) una antología de artículos del periodista y escritor José Jiménez Lozano y creo que esta investigación está siendo muy representativa de lo que me preguntas. En uno de los correos que intercambié con Don José, me decía que leemos los noticiarios no tanto para estar informados, sino para saber algo más sobre el mundo y sobre nuestra posición en él. En ese sentido, creo que el periodista también debe ampliar el “qué”, el “quién”, el “dónde”, el “cuándo” y el “por qué”, las 5W, en clave efímera y parcial para abrirse a la pregunta existencial y trascendente que vibra en todo corazón.

P: ¿Cómo afrontar con esperanza esta entrada al mundo laboral, especialmente con una situación agravada por el coronavirus?
R: Esta situación a mí me invita a “ser dócil”, sin que esto se confunda con un simple estoicismo o inactividad. No estamos acostumbrados a que los planes se desbaraten, pero en el fondo, esto es la vida misma. Por lo tanto, la forma de afrontar este momento nos habla de cómo nos comportamos ante los pequeños contratiempos que, aunque de manera más sigilosa, siempre están presentes (por supuesto también en el trabajo). Tengo esperanza porque confío y en esto la fe tiene un papel importante, claro; pero es que la experiencia pasada me lleva a confiar porque todo me ha sido dado, siempre. Hay una cita de Jean Guitton que me acompaña mucho y dice “lo que llamamos azar no es sino nuestra incapacidad para comprender un grado superior de orden”. Pero vaya… que esto….no es tanto una cuestión de citas y razonamientos (risas), sino una experiencia, como te decía.

P: En tu opinión, ¿por qué crees que el periodismo es importante, especialmente en el contexto actual?
R: El buen periodismo hoy puede aportar mucha luz ayudando al lector a distinguir entre lo que es importante de lo que no. Uno de los grandes problemas que tenemos es la abundancia de información que se genera, la dificultad de asimilarla y jerarquizarla. Esta tendencia, en gran medida alimentada por la prisa, marca de un tiempo a esta parte los ritmos del oficio y los hábitos de los lectores. Necesitamos un criterio. Por otra parte, también hay que estar alerta ante los abusos que puedan hacerse desde los poderes políticos.

"Erasmus implica una segunda socialización que exige asumir un nuevo rol" 

P: Estudias un doble Grado en Periodismo y Relaciones Internacionales, lo que te ha permitido viajar por el mundo. ¿Qué experiencia significativa te gustaría compartir sobre algunos de estos viajes?
R: Tengo un buenísimo recuerdo de los viajes a Grecia y a Marruecos por los lugares, pero también por haber sido un tiempo de convivencia entre profesores y alumnos. Sin embargo, el viaje por excelencia ha sido mi estancia en mi queridísima Italia. Estoy muy orgullosa del año que pasé allí porque lo aproveché muchísimo. Me empapé de la cultura, aprendí el idioma… Estar rodeada de un contexto con una lengua diversa fue estimulante; hacía de cada acto diario una aventura porque el reto comunicativo aumenta. Más allá de los tópicos, el Erasmus es crítico porque implica una “segunda socialización”, de esas que suceden después de la infancia al realizar cualquier cambio que exige asumir un nuevo rol y aprender normas pertenecientes a un contexto en particular. Este “momento frontera” solicita preguntarse por la identidad, o en palabras de Guardini, plantearse ¿hacia dónde quiero perder mi vida? Decía Italo Calvino en “Las ciudades invisibles” que de una ciudad no disfrutas las siete o setenta y siete maravillas que pueda tener, sino la respuesta que da a tu pregunta. Italia respondió a muchas.

P: ¿Dónde te gustaría desarrollar tu carrera profesional? ¿Dónde te ves en unos años?
R: Si te digo la verdad no tengo grandes aspiraciones profesionales, me hace mucha gracia cuando me dicen aquello de “vas a llegar muy lejos”. Yo a lo que aspiro es a una vida sencilla. Busco un ritmo profesional compatible con poder llegar a ser esposa y madre, ¡si Dios quiere!, y dedicarme bien a estas facetas. Creo que podría encajar en muchas profesiones. Además del Periodismo o las Relaciones Internacionales, no descarto la docencia o ser guía turística (disfruto muchísimo con esto último); pero el hogar es la prioridad.

P:¿Qué descubriste acerca de ti que si no hubiese sido por haber estudiado en la UFV jamás hubieses encontrado?
R: De algún modo sería distinta. Aquí he encontrado referentes de vida, no sé quiénes habrían sido en otro contexto… ¿Mejores? ¿Peores? Imposible de saber, lo importante es que tengo la certeza de que estos son buenos y verdaderos.

P: ¿Qué legado le dejas tú a la UFV?
R: (Risas) Hablar de legado es muy pretencioso, solo espero haber querido bien, haberme entregado en aquello y aquellos que se me presentaban.

P: ¿Alguna anécdota que te gustaría compartir sobre tu paso por la UFV?
R: Soy muy teatrera así que por contarte algo divertido te digo que canté y bailé con un amigo canciones de La La Land en la Escuela de Liderazgo (risas). También me puse a las órdenes de Laura Martín para recrear Psicósis en los vestuarios de la universidad, como puedes ver estos años han dado para mucho. Pero seguramente me quedo con los encuentros en los pasillos, las conversaciones con los profesores más allá de las aulas, momentos en la capilla de rodillas ante el Señor, los cafés compartidos o clases que me han puesto los pelos de punta.

P: ¿Qué mensaje le compartirías a los nuevos alumnos que se matricularán en la UFV?
R: Que busquen maestros entregados, almas vivas. Que confíen en las voces de los que han pensado, sentido y escrito y se aventuren en la búsqueda de alguien que os descubra por qué merece la pena estar aquí. Que viajen con otros y esperen en lo sencillo.
 

Para comentar y votar, es necesario iniciar sesión
Opinión
José Manuel Otero Lastres

El periodista José Manuel Otero Lastres escribe en su columna de opinión de ABC, Puente de Palabras, sobre la votación que se llevará a cabo el próximo miércoles en el Congreso para prorrogar el Estado de alarma un mes más. Leer más

Pablo A. Iglesias

Trabajar en equipo y hacer un mejor periodismo que nunca. Estos son algunos de los restos a los que tienen que hacer frente los periodistas ante la pandemia. Pablo A. Iglesias, director de Información de Servimedia comparte cómo lo hacen en la agencia. Leer más

Galería Multimedia
Irene Sánchez NBC TELEMUNDO (MIAMI) Roberto Fernández Balaguer TELECINCO Angie Rigueiro ANTENA 3 Óscar Rincón LA SEXTA Helena Crespí TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Pablo Pinto DEPORTES CUATRO Belén Chiloeches PERIODISTA INTERNACIONAL FREELANCE Álvaro de la Lama REAL MADRID TELEVISIÓN Sarai Pérez LA SEXTA Federico Cardelús TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) María Rodríguez Vico TELEMADRID Óscar Mijallo TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Laura Gómez TELEMADRID | Rai Robledo Ricardo Altable TELEMADRID Arantxa Gómez EL HORMIGUERO Miguel Ángel Fonta CORRESPONSAL DE TVE EN LONDRES Javier Trinidad LA SEXTA Guillermo Fernández de Oliveira ZAPRUDER PICTURES Luis Ferrández DIRECTOR DE CINE Pedro González Kühn SINTAGMA FILMS Belén Palancar DEUTSCHE WELLE Y TELECINCO Verónica Zumalacárregui TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Jesús Labandeira Mediaset España Guillermo Patrikios CINEASTA Álvaro Vilches PRENSA DE LA VUELTA Álvaro Fernández TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE)
Calendario
  • Evento propio
  • Evento ajeno
Síguenos
Suscríbete a nuestro Newsletter