X

Uso de cookies

La página web de Corresponsales de Paz utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario, así como para optimizar nuestros servicios. Si continua navegando sin cambiar su configuración, consideraremos que acepta recibir cookies en esta página web. Sin embargo, si así lo desea, puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento así como obtener más información aquí.

Chiquitistán

Camacho comenta que, "quizás", se ha dado demasiada importancia al
Camacho comenta que, "quizás", se ha dado demasiada importancia al 'procés'.
Ignacio Camacho  |  Periodista y columnista diario de ABC

No, no era un absurdo debate cainita al estilo de los Monty Python, como ha escrito el ahora semiarrepentido Felip Puig. El carácter estrambótico del procés, los rasgos de farsa que vuelven ridículo su arrogante tinte supremacista, sólo pueden asimilarse en clave de humor al esperpento surrealista de Chiquito de la Calzada. Algo incoherente, descabellado, incomprensible, cuya definición escapa de la lógica del lenguaje y necesita expresarse mediante la invención de un grotesco molde de nuevas palabras. Ese enredo tragicómico, que ha disuelto en un jocoso sainete de contradicciones su vocación revolucionaria, sólo está ya al alcance de la parodia deshilvanada, nebulosa, caótica, con que hipnotizó a todo el país el popularísimo humorista de Málaga.

Qué mejor homenaje al genio del Café de Chinitas que esa estrafalaria fuga de Puigdemorrr, que se largó con un «hasta luego, Lucas» de su propia patria recién creada. Qué expresión cuadraría con más tino a la retractación de Forcadell ante el juez que ese «relájate físicamente, moralmente, no te hagas pupita duodenalllll» con que Chiquito interrumpía sus monólogos cuajados de descacharrantes abracadabras. Qué onomatopeyas tonales -¡¡Jarll!!, ¡¡Peich!! ¡¡Guánn!!- encuadrarían con más eficacia el asombro nacional, el creciente cachondeo ante la deriva hilarante de los solemnes pecadores de la pradera catalana. Qué grito sino «¡¡torpeeeedooo!!» convendría al desafío arriscado con que los independentistas -«¡¡al ataqueeerrrrr!!»- se convencieron a sí mismos de que iban a romper España. Qué nombre sino el de Chiquitistán podría merecer la fantasmal república de las esteladas.

Continúa leyendo "Chiquitistán" en el sitio original.

Fuente: ABC
Para comentar y votar, es necesario iniciar sesión
Opinión
Marta G. Bruno | 17/11/2017
Marta G. Bruno

La directora de Cultura de LaSemana.es comenta la habilidad de Chiquito de la Calzada para hacernos reír de nosotros mismos y expresa su deseo de que alguien tome su relevo. Leer más

Ignacio Camacho | 13/11/2017
Ignacio Camacho

El desvarío del 'procés' sólo resulta descifrable desde el humor deconstructivo. La independencia era un 'fistro'. Leer más

Galería Multimedia
Belén Chiloeches PERIODISTA INTERNACIONAL FREELANCE Roberto Fernández Balaguer María Rodríguez 13TV Óscar Rincón LA SEXTA Laura Gómez TELEMADRID | Rai Robledo Óscar Mijallo TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Verónica Serrano PERIODISTA TELEVISIVA Álvaro Fernández TELEVISIÓN ESPAÑOLA (TVE) Cristina Casero LA SEXTA NOTICIAS Ricardo Altable 13TV Sarai Pérez LA SEXTA Irene Sánchez HOLA TV Federico Cardelús CUATRO Angie Rigueiro ANTENA 3 NOTICIAS Miguel Ángel Fonta CORRESPONSAL DE TVE EN LONDRES Marta García Bruno 13TV Pablo Pinto MEDIASET SPORT Arantxa Gómez EL HORMIGUERO Álvaro de la Lama MEDIASET ESPAÑA Jesús Labandeira Mediaset España Luis Ferrández DIRECTOR DE CINE Pedro González Kühn SINTAGMA FILMS Alejandro Gala VL FILMS
Calendario
  • Evento propio
  • Evento ajeno
Síguenos
Suscríbete a nuestro Newsletter